SIRE

SIRE
SERVICIO DE INFORMACION RADIO EMERGENCIA

domingo, 4 de junio de 2017

CULTIVOS ARRASADOS POR FUERTE GRANIZADA EN EL MAESTRAZGO Y BAJO ARAGON


La piedra, de gran tamaño, cayó durante media hora y alcanzó otras zonas como la sierra de Albarracín. Las tormentas también causaron incidencias en Zaragoza. La prealerta se mantiene activada hoy en todo Aragón por lluvias y tormentas.

Las intensas granizadas azotaron este sábado la mayor parte de la provincia de Teruel, con particular virulencia en la confluencia de las comarcas del Maestrazgo y el Bajo Aragón.

En La Mata, Berge, Castellote y Molinos, el pedrisco, de gran tamaño, cayó con fuerza durante una media hora arrasando las huertas y afectando también a los frutales, el olivar y el cereal. El alcalde de Castellote, Ramón Millán, afirmó que la intensidad de la tormenta fue "tremenda, nunca vista". El agua que corría por las calles arrastró contenedores, aunque no hubo daños de importancia en viviendas. Millán adelantó que las pérdidas serán importantes en la fruticultura, aunque matizó que la tormenta estuvo muy localizada en el casco urbano y los cultivos del entorno quedaron "arrasados".

La piedra que cayó en Berge entre las 18.30 y las 19.00 causó afecciones en la cosecha de cereal y los olivos. En la localidad también se produjeron daños en el mobiliario urbano, como farolas rotas, además de tejas partidas.

video

En Molinos, un vecino explicó que las huertas del entorno del pueblo acabaron “machacadas”. La misma fuente agregó que el gran tamaño de las bolas de granizo, con un diámetro que doblaba al de una moneda de un euro, abolló algunos coches aparcados en las calles. Una vecina reconoció que la tormenta le dio miedo porque “hacía mucho ruido y llegó acompañada de viento”.

Las fuertes tormentas con granizo alcanzaron también a Teruel capital y a la sierra de Albarracín, aunque sin causar daños de relevancia. La carretera que comunica Bronchales con Noguera quedó por la tarde cubierta de granizo y con un aspecto parecido al de una nevada. El alcalde de Bronchales, Jorge Hernández, explicó que un camionero que circulaba por la vía durante la granizada tuvo que detener el vehículo “por miedo”.

El granizo alcanzó también otros puntos de Aragón como María de Huerva (Zaragoza) y su entorno, aunque según la alcaldesa, Mar Vaquero, no provocó incidencias en el casco urbano. Los bomberos de la Diputación Provincial sí tuvieron que acudir a la vecina localidad de Cadrete para retirar un pino caído sobre un tendido eléctrico en la avenida de María. También se desplazaron a Alagón, donde se requirió su presencia para achicar el agua acumulada en una alcantarilla que se había cegado. En Luna, una tromba de agua dejó caminos anegados.

Y en el barrio zaragozano de Las Delicias, los Bomberos del Ayuntamiento tardaron más de dos horas en retirar otro pino de gran tamaño que se desplomó sobre las 18.15 en la calle de Antonio Mompeón Motos, en la esquina con la de Barcelona. Según informó Europa Press, al menos un vehículo se vio afectado.

Castellote donde además se registraron rachas de viento de hasta 98 kilómetros por hora– fue la localidad aragonesa donde más precipitaciones se recogieron, con casi 40 litros por metro cuadrado, mientras que en Huesca capital habían caído 29 hasta última hora de la tarde. Para este domingo se mantiene en todo Aragón la prealerta por lluvias y tormentas, que podrían ir acompañadas de granizo y ser localmente fuertes, sobre todo en el Pirineo y el Sistema Ibérico, según la Agencia Estatal de Meteorología. Pueden caer hasta 20 litros.

Las temperaturas, que este sábado ya cayeron –no se superaron los 26,5 grados de Zaragoza, Fraga, Alcañiz e Híjar, seguirán en descenso, que será notable en las máximas de la mitad este de Aragón.


Dos trenes sufrieron averías

Aunque en principio no parece que guarde relación con la tormenta, un tren que partió de Zaragoza a las 19.30 se quedó parado a la altura de María por una avería técnica y los trece pasajeros tuvieron que ser trasladados en autobús a sus destinos. Renfe envió otro convoy a Teruel para poder hacer el servicio a la capital aragonesa. Asimismo, la tormenta afectó a la catenaria de la línea Logroño-Zaragoza en la localidad riojana de Recajo, por lo que los ocupantes de un tren también tuvieron que hacer el resto del viaje en bus.

Por otra parte, y coincidiendo con las tormentas que barrieron Aragón durante la tarde, se produjeron en las carreteras zaragozanas varios accidentes, si bien no está confirmado que tuvieran relación con el mal tiempo. Además de sendas salidas de vía en la AP-68 a la altura de Alagón y en la A-68, un camión quedó cruzado sobre las 18.00 en la N-II a su paso por Pina. Un carril estuvo cortado más de dos horas hasta que el vehículo pudo ser retirado.