SIRE

SIRE
SERVICIO DE INFORMACION RADIO EMERGENCIA

sábado, 24 de junio de 2017

4 HERIDOS POR SALIDA DE UN COCHE EN LA A-67 EN ARENAS DE IGUÑA - CANTABRIA

 

En el vehículo accidentado viajaba una familia peruana, el matrimonio y sus dos hijos adolescentes, que venían desde Zamora a Cantabria para ir a la playa

Un chico joven ha resultado herido grave y sus tres acompañantes tienen heridas leves tras un accidente de tráfico que se ha producido esta mañana, alrededor de las 8.20 horas, en el punto kilométrico 158,5 de la A-67, a la altura de Arenas de Iguña, tras salirse de la vía el coche en el que viajaban. El joven herido grave, que es uno de los hijos de esta familia, ha sido trasladado urgentemente a Valdecilla, mientras que los otros tres ocupantes del vehículo, un hombre de 44 y una mujer de 45 años y otro chico de 13 años - padres y hermano del primero- presentan lesiones de menor consideración, pero también han sido llevados al hospital de Sierrallana para ser atendidos.
La familia accidentada, de origen peruano, había partido esta mañana desde Zamora para disfrutar de las playas cántabras. Pero cuando circulaba por el kilómetro 158 de la A-67, dirección Torrelavega, por causas que aún se desconocen, su coche se ha salido de la vía por la parte derecha de la calzada, lo que ha provocado que diera vueltas de campana unos 150 metros atravesando un camino secundario paralelo a la autovía.
El 112 ha recibido una llamada alertando del accidente minutos después de las 08.20 horas y hasta el lugar ha movilizado para atender el suceso a bomberos del propio servicio autonómico, pertenecientes al parque de Los Corrales de Buelna, a miembros de la Guardia Civil, sanitarios del SUAP de la zona y del 061, y personal de mantenimiento de carreteras.
A la llegada de los efectivos, y dado el estado del coche, los bomberos han solicitado de manera preventiva el apoyo del parque del 112 de Reinosa, y han procedido a excarcelar a las víctimas para que pudieran ser atendidos por los equipos sanitarios. Estos últimos han realizado una atención de urgencia a los afectados y ha procedido a su traslado. El joven herido grave ha sido evacuado por una UVI del 061 al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, y los tres heridos leves en ambulancias convencionales al Hospital de Sierrallana.

MAS DE 140 PERSONAS ENTERRADAS POR DESLIZAMIENTO DE TIERRA EN CHINA


 El suceso ha provocado el derrumbe de unas cuarenta casas en la zona

Un deslizamiento de tierra ocurrido este sábado en la provincia de Sichuan, en el suroeste de China, derrumbó decenas de casas y dejó enterradas a al menos 141 personas, informó la agencia estatal Xinhua. Las autoridades de momento prefiere decir que están “desaparecidos”.

Las autoridades del condado de Maoxian comunicaron que el suceso se produjo después de que se deslizara una parte alta de una montaña que cayó sobre la aldea de Xinmo, en torno a las 6.00 de la mañana (22.00 GMT del viernes).




El deslizamiento se produjo después de que se deslizara una parte alta de una montaña que cayó sobre la aldea de Xinmo

Al menos 46 casas quedaron enterradas mientras que dos kilómetros del curso de un río y 1.600 metros de una carretera quedaron sepultados por las rocas. Según informó el portavoz del gobierno provincial de Sichuan, Tang Limin, un equipo de rescate con más de 300 personas se trasladó a la zona, con excavadoras y un instrumento de detección de vida. El gobierno provincial ha puesto en marcha el nivel más alto de respuesta de socorro en caso de desastre.

Imágenes difundidas por la televisión oficial CCTV muestran a varios soldados levantando pesadas rocas y a varias excavadoras trabajando en la zona donde estaba el pueblo, que presumiblemente ha quedado sepultado. Según reportó la Radio Nacional de China, los equipos de rescate detectaron señales de vida, incluyendo la voz de una mujer.


En esta época del año son frecuentes las lluvias torrenciales en China y es común que se produzcan inundaciones, desprendimientos y otras catástrofes motivadas por fenómenos meteorológicos.

Según informa hoy Xinhua, en las provincias de Hunan y Hubei, en el centro de China, las inundaciones provocadas por las lluvias de los dos últimos días han afectado a unas 390.000 personas. Medio centenar de casas se han derrumbado, por lo que más de 9.000 personas han tenido que ser evacuadas.

jueves, 22 de junio de 2017

BOMBEROS TRABAJAN EN 2 INCENDIOS DE ESPARZA DE GALAR Y ARAZURI - NAVARRA


Los bomberos trabajan contra los fuegos, cuyo humo se puede ver desde diferentes puntos de la Comarca de Pamplona


Dos helicópteros del Gobierno de Navarra y varias brigadas de bomberos trabajan en la extinción de tres incendios en Esparza de Galar, Arazuri y Artajona.

El de Esparza de Galar se iniciado en un campo de cereal ya cosechado. El fuego se ha iniciado sobre las 14,30 horas y la sala de gestión de emergencias de SOS Navarra ha movilizado dotaciones del parque Central de bomberos (Cordovilla) y brigadas de los parques de Estella y Tafalla.

Además, en el lugar trabajan dos helicópteros enviados por SOS Navarra. El fuego está causando una intensa humareda que se puede ver desde diferentes puntos de la comarca de Pamplona.

video


OTROS FRENTES EN ARAZURI Y ARTAJONA

Por otro lado, efectivos de bomberos están trabajando en un segundo foco del fuego en Arazuri que no afecta por el momento a ningún nucleo urbano.
El tercer incendio en el que están trabajando los bomberos se ha declarado en el término de Artajona, al parecer, en un campo de cereal.

CONTROLADO EN SU TOTALIDAD INCENDIO DE PORTUGAL




los bomberos controlan las llamas en Góis, último foco del incendio en el país luso


Las autoridades dieron hoy por controlado el incendio en Góis, el último foco que permanecía activo del devastador incendio desatado el sábado en el centro de Portugal, donde han muerto 64 personas y más de 200 han resultado heridas.

El comandante Carlos Tavares, de Protección Civil, dijo a periodistas en Góis -situado en el distrito de Coimbra- que los más de 1.200 efectivos terrestres que combatieron las llamas en la zona durante la madrugada comenzarán ahora los trabajos para evitar eventuales reactivaciones del fuego.

Junto a ellos trabajan 301 bomberos españoles que les ayudarán en estas tareas, agregó Tavares, en tanto que se espera la llegada en próximas horas a la zona de cuatro aviones pesados y dos helicópteros para asegurar el perímetro, cuya extensión no precisó.
En incendio de Góis era el último foco que quedaba por controlar del devastador incendio que comenzó el sábado en el término municipal de Pedrógão Grande, en el distrito de Leiria.

Las llamas en esta zona fueron dominadas este miércoles y ahora más de 1.150 efectivos se ocupan de las tareas posteriores, dedicadas a controlar un perímetro que tiene una extensión de 153 kilómetros.

Tavares destacó hoy que la velocidad del incendio, empujado por las altas temperaturas y el fuerte viento, fueron las principales causas de que se hayan tardado cinco días en controlar el fuego, también complicado por la orografía de las áreas afectadas.

Al menos 64 personas han muerto y 204 han resultado heridas en el incendio, considerado el más mortífero de la historia de Portugal, donde comienza ahora en la compleja tarea de evaluar los daños mientras continúa la búsqueda de explicaciones para conocer el origen del fuego.

miércoles, 21 de junio de 2017

EL FUEGO AVANZA SIN CONTROL EN PORTUGAL


El alcalde de Pedrógão niega la versión oficial y apunta a un origen criminal del incendio



El fuego ha tendido una nueva emboscada a Portugal, pero ya no en los montes, donde el incendio iniciado en Pedrógão Grande se ha desbocado de forma crítica, sino en la caldeada atmósfera social, estupefacta ante los testimonios y los datos que empiezan a distinguirse entre la densa humareda inicial. A la insólita tragedia se suma, además, la reacción a la primera muerte hospitalaria de un bombero local de Castanheira de Pêra, que ha minado la moral de la exhausta legión de bomberos.

El país está a merced del viento. Las ganas de ofrecer alguna buena noticia dentro del descomunal drama llevó a los responsables del centro de coordinación reubicado en Avelar a trasladar la idea de que el incendio podría quedar controlado a mediodía de ayer, cuando lo que estaba ocurriendo en ese momento era justo lo contrario, como confirmaron los mandos destacados en los montes de Góis, al norte de Pedrógão Grande, donde trabajaban 600 operarios y siete aviones.

El fuego, sin llegar al alud incontrolable del sábado, volvió a enfurecerse en una zona más montañosa y escarpada que tiene la dificultad añadida de que está repleta de pequeñísimas localidades donde viven dos, cuatro o media docena de vecinos a lo sumo, casi todos muy mayores y que muestran una alta resistencia a abandonar sus propiedades. En total, una treintena de aldeas de distintos tamaños fueron evacuadas en Góis, a las que se suman las trece de Pedrógão Grande, donde los habitantes de la zona cero original tratan de regresar a la normalidad convencidos de que sus casas, con múltiples problemas accesorios, son seguras: no queda un metro cuadrado por arder alrededor.

La lengua norte del incendio, hacia donde sopla el fuerte viento, se sitúa en la población de Soerinho -comarca de Pampilhosa da Serra-, lo que, a falta de un nuevo recuento, sitúa ya al siniestro como el más grave del país y, por descontado, el más rápido que se haya visto jamás. Las 30.000 hectáreas oficiales se van a quedar muy cortas si se tiene en cuenta que la lengua avanzó 40 kilómetros en un día y medio.

Ayer, el fuego tenía cinco frentes, y las críticas sociales, al menos, otros tantos: los problemas de comunicación fueron palpables, hasta el punto de que el sistema de Protección Civil, que coordinó el operativo, se quedó colgado. Cientos de llamadas de socorro no fueron atendidas, para desesperación de los afectados, y nadie entiende que los servicios de emergencias no fuesen capaces de transmitir la idoneidad de quedarse en las casas teniendo en cuenta que la tragedia en la llamada carretera de la muerte, la EN236, ya se conocía, y los propios operarios tuvieron problemas para circular por las pistas que unen las aldeas, por el fuego y la caída de troncos y cables eléctricos.




Para el alcalde, no hubo rayo

Pero a estas cuestiones abiertas, cargadas de recelo sobre la gestión del operativo, se ha unido una voz autorizada, la del alcalde de Pedrógão Grande. Es la única que ha puesto en solfa la versión oficial sostenida desde el primer momento por la Polícia Judiciária sobre el hecho de que el incendio se originó por un rayo caído en un árbol en el bello paraje de Escalos do Meio. Según unas declaraciones del socialista Valdemar Alves recogidas por la TVG, él se encontraba a menos de un kilómetro de ese lugar y, a su juicio, esa zona no se vio afectada por la «treboada seca» que se ha señalado como origen del infierno. Por contra, asegura conocer el «mundo criminal» de los incendiarios que en estos momentos no está siendo investigado, extremo que lamenta.

Otro frente que empieza a preocupar es el de la indignación mediática, que es generalizada y se ha convertido en asunto recurrente en programas e informativos una vez agotados los increíbles relatos de las calamidades personales y familiares. A medida que pasan las horas, las preguntas en las ruedas de prensa empiezan a ser más complejas y críticas, y la incomodidad es palpable en los mandos intermedios, que han dejado de hacer declaraciones para remitirse al parte oficial. Pero los despistes en la política comunicativa tampoco ayudan a levantar el ambiente de descrédito y, de hecho, según el último balance oficial de víctimas, siempre provisional, el fuego ha provocado 64 muertos y 153 heridos, aunque esta nueva cifra que descolocó a todo el mundo incluye ahora a los afectados y trasladados en varios incendios de las áreas más recientes, no solo el declarado el sábado en Pedrógão Grande. En el hospital de Coímbra, que ha recibido a todos los heridos menos a dos, solo reconocen un total de 78 atendidos, de los que 17 siguen ingresados.

video

Los Canadair siguen volando

El momento de mayor confusión del martes llegó a mitad de la tarde, cuando Protección Civil -asegura Efe- informó de que un avión Canadair que arrojaba agua en un foco del entorno de Ouzenda se había desplomado. Los fiables hidroaviones rojos y amarillos que también actúan en España desde 1975 sin apenas incidentes mantienen una actividad frenética mientras hay luz y cargan en los numerosos embalses de la zona, y supuestamente una de sus espectaculares bajadas coincidió con la explosión de unas bombonas de una caravana que cedieron al calor, coincidencia que disparó las especulaciones.

Sin embargo, dos horas después, un comandante aseguró que no tenía «conocimiento de la caída de ningún avión», aunque admitía que, debido a la confusión, Protección Civil decidió enviar efectivos a la zona del supuesto accidente. Una demostración más de las dificultades que están encontrando para optimizar la gestión de los numerosos recursos materiales que van llegando poco a poco y de un grupo humano entregado a la causa, pero que en ocasiones no encuentra las órdenes esperadas.

Las vidas que se llevó el fuego

Entre las casi treinta víctimas del incendio identificadas, muchas son familias enteras que viajaban en el mismo coche

Quien huyó, murió. Es la síntesis de una tragedia que ha segado 64 vidas a las que poco a poco se les empiezan a poner nombre, mirada y sonrisa. Basta con observar las últimas imágenes de quienes se toparon de bruces con el horror en Portugal para comprender la dimensión de la tragedia. Hijos, parejas, padres o hermanos se quedan sin sus seres queridos. Otros no pueden lamentar siquiera pérdida alguna, pues las llamas no dieron tregua y terminaron con familias al completo. Lo más desagradable que podía suceder ocurrió, quedando calcinados los proyectos de jóvenes y mayores. Y todos los sueños de niños como Rodrigo, de 4 años, el menor que ya no podrá ver a sus padres, que estaban de luna de miel, recién casados.

una familia entera

El matrimonio Machado Sousa y sus dos hijos. Bianca fue una de las primeras caras que se le puso a la tragedia, pero desgraciadamente no fue la única de su familia. Según se hicieron eco ayer los medios portugueses, tanto sus padres Sérgio Machado y Lígia Sousa, como su hermano Martim perecieron atrapados por las llamas. La familia, natural de Sacavém, aprovechaba estos días para descansar en un complejo balneario en Castanheira de Péra, uno de los distritos afectados por el incendio. El sábado, el día de la tragedia, Sousa publicó una foto de los niños jugando en el agua.

eduardo y cristina

De visita familiar. Una pareja de Pontinha, que iba a visitar a la madre de él -que se está recuperando en el hospital- a Pedrógão Grande. Murieron en la N-236. Eduardo Costa trabajaba en prótesis dentales y Cristina era asistente en un consultorio dentista.

un matrimonio y un hijo

Raíces en Coímbra. El ingeniero de 48 años Fernando Rui Mendes, quedó atrapado junto a su mujer y su hijo pequeño en la carretera 236-1. La información fue confirmada por un amigo de la infancia de Rui al Jornal de Notícias. Fernando Rui trabajaba desde el 2005 en el Ayuntamiento de Castanheira de Péra, de donde era natural, tras haber cursado la enseñanza secundaria y los estudios universitarios en Coímbra.

Sara costa

Deja un hijo huérfano. Se encontraba en Vila Facaia cuando eclosionaron las llamas. Era de Figueiró dos Vinhos y vivía cerca de Pedrógão. Deja huérfano a un niño de 7 años.

Rodrigo

Murió con su tío. Rodrigo, de cuatro años, pereció con su tío, Sidel Belchior, en la carretera de la muerte. El adulto estaba a su cargo mientras sus padres estaban de luna de miel.

sara antunes

En el jardín. Con 3.800 habitantes, Figueiró dos Vinhos era hasta este fin de semana un coqueto pueblo de Leiria. Ahora, será recordado como uno de los focos donde azotó con más fuerza el fuego, llevándose consigo pinos, eucaliptos, viviendas y vidas humanas. Entre ellas la de Sara Antunes, de 33 años, que falleció en el jardín de su casa al intentar escapar de las llamas. Su suegra perdió la vida en el mismo escenario.

tres generaciones

Abuela, madre y nieta. Una abuela y una nieta, que intentaron escapar en coche en la -ahora hecha cenizas- aldea de Nodeirinho, para salvar sus vidas no pudieron hacer nada por sobrevivir una vez se vieron inmersas en la ratonera de humo. Gina, la madre de la pequeña, también se había subido al vehículo pero salió para buscar ayuda. En su caso, tampoco pudo salvarse. No obstante, esta funcionaria de la escuela de Pedrógão Grande fue trasladada al hospital aún con vida. Pereció poco más tarde.

un padre de familia, solo

Mueren la mujer y sus hijas. Ana Marques Pinhal y sus hijas, Margarita y Juana intentaron, como tantas otras familias, escapar en coche del cerco que provocaba el fuego en Pedrógão Grande, una vez más, sin ningún éxito. Mario Pinhal, el padre de las jóvenes y pareja de Ana, que iba en otro vehículo, sí pudo salvarse.

de vacaciones

Naturales de Lisboa. Concepción Graça y José María Nunes Graça eran naturales de Bobadela, en Loures, una localidad del área metropolitana de Lisboa, explica el Correio da Manhã. Pero aprovecharon el buen tiempo, que se convirtió en su peor enemigo, para pasar unos días con sus allegados en una de las zonas cero. Al intentar escapar de las llamas fueron atrapados y murieron.

pareja de empresarios

Regresaban a casa. Manuel André Almeida, de 62 años y María Cipriano, de 59, era una pareja de empresarios natural de Amadora, también en el distrito de la capital lusa. Regresaban a casa después de un almuerzo en Góis. Pero nunca pudieron llegar a su destino; se toparon con la muerte en la ya fatídica N-236.

gonzalo conceição

Bombero de 40 años. Su muerte elevó a 64 las víctimas mortales. Gonzalo Conceição era uno de los más de 2.200 bomberos que intentaba mitigar el fuego el pasado sábado. Permanecía en estado muy grave en el hospital de Coímbra pero finalmente su cuerpo no pudo resistir los daños causados por las quemaduras y pereció en el complejo hospitalario. Estaba casado y tenía un hijo.

«Tememos por la vida de cuatro personas, el resto saldrá adelante»


El jefe de la unidad de quemados hacía el Camino de Santiago cuando le advirtieron por la noche de la urgencia

Jorge Lima es el director de la unidad de quemados y de cirugía plástica del Hospital Universitario de Coímbra. El pasado sábado se encontraba cerca de Santiago a punto de terminar el Camino Inglés. Completa la ruta jacobea todos los años, pero esta vez lo ha tenido que posponer. Una compañera de trabajo le envió un mensaje de madrugada mientras estaba durmiendo en un albergue. Le informaba sobre la tragedia que estaba teniendo lugar en Pedrógão Grande. No lo dudó, cogió el coche y volvió inmediatamente a casa.


lunes, 19 de junio de 2017

UN MUERTO Y OCHO HERIDOS EN ATROPELLO MULTIPLE EN LONDRES


  • Ha ocurrido junto a la mezquita de Finsbury Park, en el norte de Londres

  • Un hombre de 48 años ha sido detenido

  • La Policía investiga los hechos como un acto terrorista

Una persona ha muerto este lunes en un atropello de fieles musulmanes que salían de una mezquita en Finsbury Park, al norte de Londres. Otras ocho personas han resultado heridas. La Policía ha detenido en el lugar a un hombre de 48 años, cuya identidad no se ha revelado, e investiga el suceso como un atentado terrorista, según ha confirmado la primera ministra británica, Theresa May.

Según ha informado la residencia oficial de Downing Street, May presidirá este lunes una reunión del Comité de Emergencia, integrado por los principales ministros y representantes de las fuerzas del orden, para abordar este suceso.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha calificado el suceso como un ataque a los "valores compartidos de tolerancia, libertad y respeto" y ha anunciado el despliegue extra de Policía en varias comunidades.

Atropello a la salida del rezo

El servicio de urgencias de la sanidad pública británica recibió una llamada de auxilio a las 00:15 del lunes (hora local) por un accidente de tráfico en Seven Sister Bulevar, al norte de Londres.

El Consejo Musulmán de Británico (MCB), que ha calificado el ataque de "violenta manifestación de islamofobia", ha explicado que los fieles fueron atropellados cuando salían de los oficios en el Centro de Bienestar Musulmán, muy próximo a la mezquita de Finsbury Park, la mayor del país.

Testigos citados por la BBC han narrado que, tras cometer el atropello, el conductor de la furgoneta ha salido del vehículo gritando que quería "matar musulmanes" y ha intentado escapar. Varios de los presentes le han reducido y le han retenido hasta la llegada de la Policía.

video

Amenazas anteriores

El secretario general del Consejo, Harun Khan, ha explicado que la comunidad musulmana ha tenido que soportar en las últimas semanas y meses muchas manifestaciones de islamofobia y ha pedido un refuerzo urgente de la seguridad en las mezquitas del Reino Unido. La misma mezquita de Finsbury Park ha sido objeto de amenazas en el pasado.
Los musulmanes están a punto de terminar el mes sagrado de Ramadán y comenzar la tradicional celebración musulmana de Eid.

 El alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha calificado el suceso como un ataque a los "valores compartidos de tolerancia, libertad y respeto". En una declaración, Khan ha pedido a los londinenses que mantengan la "calma" y estén "vigilantes" mientras se esclarece lo sucedido.

 "Mientras parece ser un ataque contra una comunidad en particular, como los de Manchester, Westminster y el Puente de Londres, éste es también un ataque contra todos nuestros valores compartidos de tolerancia, libertad y respeto", ha agregado el alcalde.

Por su parte, el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, ha manifestado, a través de Twitter, su "conmoción" por este ataque y ha indicado que se solidariza con la comunidad afectada. "He estado en contacto con mezquitas, la Policía y el ayuntamiento de Islington (norte de Londres) en relación con este incidente. Mis pensamientos están con la comunidad y los afectados por este horrible incidente", ha agregado el político de la oposición.

domingo, 18 de junio de 2017

AUMENTA A 59 FALLECIDOS 30 DE ELLOS EN VEHICULOS POR INCENDIO EN PORTUGAL



Además, 59 personas han resultado heridas, entre ellas, cuatro bomberos y un niño, en estado grave. 
Se desconocen las causas del incendio.
El número de muertos en el incendio que se desencadenó en la tarde del sábado en una zona forestal del municipio de Pedrógão Grande, en la localidad portuguesa de Leiria ha aumentado a 57, según el último balance proporcionado por el Gobierno portugués.
Gomes también ha confirmado que hay unos 59 heridos, algunos en estado grave.

Los pronósticos para los bomberos no son buenos. Los vientos cruzados que predominan en la región seguirán a lo largo de las próximas horas por lo que se espera que las llamas sigan extendiéndose a gran velocidad, según ha informado el presidente de la Liga dos Bombeiros, Jaime Marta Soares.

El origen de las llamas ha tenido lugar a consecuencia de una tormenta eléctrica y se descarta su origen humano, ha añadido por su parte el director de la Policía Judicial portugesa, José Maria de Almeida Rodrigues.

El fuego se ha extendido a lo largo de la región montañosa, que se encuentra, a unos 200 kilómetros de la capital, Lisboa, debido a los fuertes vientos registrados en la zona. La mayoría de las víctimas se han visto rodeadas por las llamas cuando se encontraban en sus vehículos.
Entre los fallecidos se encuentran 30 personas cuyos cuerpos han sido encontrados completamente carbonizados dentro de vehículos en la carretera entre Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pêra.
Según ha informado Protección Civil, actualmente hay unos 1.537 bomberos trabajando en todo el país para sofocar una decena de incendios que continúan activos.

La UE activa el mecanismo de ayuda para enviar aviones antiincendios

Dada la magnitud del incendio, "en una respuesta inmediata a la petición de asistencia por parte de las autoridades portuguesas, el mecanismo europeo de protección civil ha sido activado para proporcionar salvamento contra incendios", ha afirmado el comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides.

Francia ha ofrecido tres aviones que "serán rápidamente enviados para asistir los esfuerzos de emergencia locales. España ha mandado un avión de manera bilateral", ha precisado el comisario.

AUMENTA A 43 MUERTOS EN INCENDIO FORESTAL DE PORTUGAL

Tres muertos en el grave incendio que azotó la capital de Madeira
Las llamas se propagaron de forma "que no tiene explicación"
Dos aviones procedentes de España trabajan en las labores de extinción

Al menos 43 personas han muerto y 59 se encuentran heridas en el incendio declarado este sábado en el término municipal de Pedrógão Grande, en el centro de Portugal, en el que han resultado heridas una veintena de personas, entre ellas, algunos bomberos,según el último balance realizado por el Gobierno luso.

"En este momento tenemos la confirmación de 19 víctimas mortales", confirmó el secretario de Estado de Administración Interna del Gobierno, João Gomes durante la madrugada, en una declaraciones a los periodistas en las que precisó que todas las víctimas del siniestro son civiles. A primera hora de la mañana, el balance de víctimas mortales se elevaba a 39, y horas después hasta 43.

video


Algunos de los fallecidos fueron sorprendidos en el interior de sus vehículos por las llamas, según el secretario de Estado, que apuntó que, de momento, se desconocen las causas de este incendio. "Es difícil decir si estaban huyendo de las llamas o se vieron sorprendidos por el fuego", dijo el secretario de Estado de Interior Jorge Gomes.

Además de las víctimas mortales y heridos, hay dos personas desaparecidas y el fuego ha destruido algunas viviendas de la zona, a la que se ha desplazado esta noche el jefe del Estado, Marcelo Rebelo de Sousa, y el primer ministro luso, António Costa.

Las llamas se propagaron de forma "que no tiene explicación", según Gomes, quien destacó las dificultades para acceder a las áreas afectadas.

Los equipos que han conseguido acceder a la vía describen un "escenario horrible", indicó Gomes, quien dijo además que entre los heridos hay cinco personas "en estado grave", cuatro bomberos y un niño.


Mientras, se han desplegado equipos de psicólogos para atender a los supervivientes, que se encuentran "en estado de shock" y que en muchos casos han perdido a familiares en la tragedia.

El incendio, que tratan de controlar a esta hora bomberos llegados de Setúbal, Coimbra y Lisboa, se mantiene activo en cuatro frentes y ha obligado a cortar varias carreteras de Pedrógão Grande, agregó el secretario de Estado.

Junto a los equipos portugueses, dos aviones procedentes de España trabajan en las labores de extinción, mientras se espera la llegada también de medios franceses durante la mañana.

Las llamas se propagaron durante la tarde del sábado de forma "que no tiene explicación", insistió Gomes, después de que durante la tarde del sábado "vientos descontrolados" convirtiesen un fuego de bajas dimensiones en "un incendio imposible de controlar".

AL MENOS 39 MUERTOS Y 59 HERIDOS EN INCENDIO FORESTAL EN PORTUGAL


"Estamos ante la mayor tragedia de víctimas humanas de los últimos tiempos por un siniestro de este tipo", aseguró el el primer ministro luso, António Costa, sobre el fuego en Pedrógão Grande

Al menos 39 personas han muerto en el incendio declarado este sábado en el término municipal de Pedrógão Grande, en el centro de Portugal, ha anunciado el secretario de Estado de Interior, Jorge Gomes. El fuego ha causado también 59 heridos, entre ellos, algunos bomberos.

"Estamos ante la mayor tragedia de víctimas humanas de los últimos tiempos por un siniestro de este tipo", aseguró el primer ministro luso, António Costa, quien subrayó la necesidad de tomar medidas para evitar que este suceso se pueda repetir.


Algunos de los muertos fueron sorprendidos en el interior de sus vehículos por las llamas, según el secretario de Estado, que apuntó que, de momento, se desconocen las causas de este suceso.

La prioridad ahora, dijo Costa, es combatir el fuego y auxiliar a las familias de las víctimas. El fuego alcanzó varios pueblos y ya se pusieron en marcha planes de evacuación.

Además de las víctimas mortales y heridos, hay dos personas desaparecidas y el fuego ha destruido algunas viviendas de la zona, a la que se ha desplazado esta noche el jefe del Estado, Marcelo Rebelo de Sousa.

Las altas temperaturas y el viento han dificultado las tareas de extinción del incendio, destacó el presidente Rebelo de Sousa, antes de precisar que "no hay ni falta de competencia, ni de capacidad, ni de respuesta" ante desafíos de estas características.

video