SIRE

SIRE
SERVICIO DE INFORMACION RADIO EMERGENCIA

miércoles, 15 de marzo de 2017

EVACUADOS 8 TRIPULANTES DE PESQUERO DE CEDEIRA INCENDIADO - A CORUÑA

El fuego se originó en la sala de máquinas cuando estaban levantando el aparejo

Los ocho tripulantes del pesquero cedeirés O Busi, incendiado este martes por la tarde a 12 millas al noroeste de Cedeira, fueron rescatados por el helicóptero Helimer 215, de Salvamento Marítimo, que los trasladó al aeropuerto de Alvedro. El patrón y armador del volantero, el cedeirés Alejandro Torres, fue conducido al Chuac, aquejado por inhalación de humo, sin gravedad aparente. Los marineros no requirieron atención sanitaria y fueron trasladados a la Casa do Mar de A Coruña. Los tripulantes residen en la ciudad herculina,  Ferrol, Cedeira y Cerdido.
El fuego se originó en la sala de máquinas del barco, cuando faenaban en la zona conocida como A Balandra y estaban acabando de levantar el aparejo. En seguida alertaron a Salvamento Marítimo y el helicóptero con base en Santiago, que se encontraba realizando un ejercicio en las proximidades de A Coruña, se dirigió de inmediato al lugar. De hecho, a las 18.19 horas avistaron a los ocho tripulantes, que habían saltado a la balsa salvavidas, y los evacuaron.
El pesquero, de 20,55 metros de eslora, estaba «envuelto en llamas», según indicaron los rescatadores. La embarcación de Salvamento Salvamar Shaula, también fue movilizada desde el puerto de Cariño, aunque no tuvo que intervenir en el rescate de los náufragos, pero sí se ocupó del seguimiento del barco incendiado y recuperó la balsa salvavidas. «É de fibra de poliéster e arde como a pólvora; máis, co nordeste que vai», comentaba un armador cedeirés. El remolcador Sar Gavia partió a 19.50 horas de la punta del dique Barrié.


Ayuda de otros pesqueros
Varios barcos cedeireses que trabajaban en la zona se acercaron para intentar ayudar, pero no pudieron hacer nada. El Sarridal, que estaba en el muelle, salió y dio vuelta, como indicó la patrona mayor, Lucía Villar. «Ha sido un susto tremendo, pero dentro de lo malo, la tripulación está bien y a salvo», subrayó.
El alcalde, Pablo Moreda, también expresó su preocupación por las familias de los náufragos, que tardaron en conocer lo ocurrido y, en algún caso, no pudieron poder contactar con ellos porque habían perdido el teléfono. «Andaban á pescada, é un volanteiro, pero tamén foi rasqueiro», explicó un armador cedeirés, que conoció la noticia, igual que muchos de sus compañeros, en el pósito, donde se estaba celebrando una reunión. Para uno de los tripulantes, el de ayer fue su tercer naufragio; los dos anteriores se habían producido en el mismo barco, que dejó hace tiempo.
El incendio causó inquietud en Cedeira, un pueblo marinero «onde todos nos coñecemos e temos a alguén que andou ou anda ao mar», constataba un vecino.

video